Barcelona: playa y montañitas

¿Recuerdan que yo esperaba con ansias mi estancia en Barcelona? Bah, en realidad no se si lo remarqué o no, pero la esperaba. Y con razón, es una ciudad hermosa. Y tiene absolutamente de todo. Por un lado, una playa de puta madre, donde podes ver el mar azul y, si te toca un día lindo, se ve bien a lo lejos. También tiene montañitas… por donde quiera que camines subís y bajas, ves a lo lejos el Tibidabo con su iglesia (yo que originalmente pensaba que era un castillo…) y por el otro lado la parte de la ciudad olímpica… todo en subida. Y, obvio, vale remarcar lo impresionante que es la ciudad en sí.

Caminé, que no pueden ni imaginarse… de acá para allá, arriba abajo, por la rambla, por el Passeig de Gracia, uffff… para que se den una idea, llegaba al hostel después de horas y horas de caminatas y me quedaba completamente dormida. Lo cual, obvio, es un desperdicio ya que es LA ciudad de la joda. Pero que no cunda el pánico! Obvio que algún día salí de joda. Y es increíble, en todo momento hay gente en la calle y es terriblemente seguro.

Pero bueno, continuemos con lo que es realmente Barcelona en sí. A diferencia de lo que me pasó en el resto de España, el servicio no es realmente bueno. Los catalanes (porque ellos son catalanes, no españoles) no están ahí para servirte, lo hacen porque tienen ganas jeje. Pero bueno, al contrario es la gente por la calle, que ellos sí son terriblemente amables: por ejemplo, una chica que andaba en una bicicleta me vio por la calle con el mapa extendido y se frenó para darme indicaciones, sin que yo le pidiera, de cómo llegar a mi destino.

Por lo demás, con 4 días alcanzó para ver lo básico de la ciudad. Y eso que yo lo hice todo caminando (debo haber perdido 10 kg desde que salí de Buenos Aires) por un tema de que en metro es un embole porque no ves nada de nada. Pasé por Park Guell, Casa Batlló, y las mil cosas de Gaudí que uno se encuentra en el caminó por Barcelona. Pero ojo, eso no es lo único que tiene la ciudad. Es tan amplia que va desde unas playas que dan envidia, a un barrio gótico hermoso, con callecitas miniatura y cosas locas por todas partes pasando por una peatonal llena de gente loca disfrazada (donde según me contaron hacen casting para ver quién es el que va a estar exhibiéndose) y donde hay movimiento las 24 hs del día finalizando en un paseo –o dos en realidad – con las mejores marcas y diseñadores del mundo entero (puta, ya me parezco a Saramago que no usa signos de puntuación, disculpen). Y todo esto es en general! Así que imaginen lo que puede ser … debo decir que no le hice justicia con las fotos, pues no saque muchas (bah… no llegue al promedio de 200 por día …) pero ya publicaré algunas.

Eso sí, es una ciudad para venir definitivamente con amigos. O también hacerlos en el bar del hostel. Yo debo decir que al principio me sentí un poco sola, ya que venía de la compañía de gente conocida y me había desacostumbrado a socializar (si, tan rápido) y además estaba lleno de una horda de yanquis, que lo único que hacían era emborracharse y dormir – no entiendo la gente que se hace 10000 km solo para tomar alcohol. Pero ya la segunda noche estaba en un grupo copado de gente con la que salíamos y tomabamos algo incluso en el hostel.

Y ahora, se me viene Paris, Oh la la Paris. Y nos encontraremos con Mamita, Hugh, la abuela Su y el abuelo Chiqui =).

4 comentarios:

joselop44 dijo...

Me alegra que hayas disfrutado de tu visita a Barcelona.
Saludos

Geru dijo...

promedio 200 fotos por dia??? my god!!! jaja no podes con tu genio :P
Veo que Barcelona fue lo mejor junto con Londres! Genial!!
Y a seguir conociendo personajes que queremos anecdotas graciosas jaja.
Buena onda la chica que te dio indicaciones =)

Oh quiero Paris!!!

Anónimo dijo...

esooooo, yo tambièn quiero anécdotas graciosas, no solo la geografía europea!!!! besosssssssss

Anónimo dijo...

Anònimo es SILVI, que pudo entrar a hacer comentarios finally